Albondigas en salsa de vino y cebolla

Origen:

Esta es una receta tradicional española, se la he visto hacer a mi madre, mi abuela, mi suegra y mi mujer. La verdad es que admite muchas variaciones con la salsa, aquí explicare la más básica.

Ingredientes:
300 gr de carne de vacuno
200 gr de carne de cerdo
1 cebolla grande
2 dientes de ajo
Vino blanco (lo mejor es un vino fantástico un poco añejo que trae la Yaya)
Perejil
Sal
Pimienta
Harina
1 huevo
Pan Rallado

Preparación:

Lo primero vamos a preparar las albóndigas.
Ponemos la carne en un recipiente y la mezclamos bien. En algunas carnicerías o supermercados ya te venden la carne mixta picada, Yo prefiero comprarla fresca en la carnicería y mezclarla Yo.

A continuación, ponemos el huevo, lo cascamos y lo echamos encima de la carne. Añadimos un poco de pan rallado (un par de cucharadas), espolvoreamos con perejil y añadimos el ajo picado muy finito. Le ponemos también sal y pimienta al gusto. Removemos todo bien con las manos, para que se mezcle bien, si queda con demasiado liquido se pone un poco más de pan rallado.

Ahora preparamos las albóndigas. Para ello ponemos un plato hondo u otro recipiente con harina. Hacemos las bolitas, del tamaño que nos gusten, y las pasamos por la harina, terminando de manosearlas y darles forma una vez bien manchadas de harina. Quedaran blanquitas por fuera.
Una vez terminado, colocamos una sartén honda al fuego, bastante fuerte con aceite abundante. Calentamos bien el aceite y freímos las albóndigas en él, las vamos sacando a otro recipiente. Si te gustan bien desengrasadas, pon un poco de papel de cocina o absorbente en el recipiente para que chupe el aceite.

Cuando ya tenemos todas fritas es el momento de preparar la salsa. Las albóndigas admiten infinidad de salsas. La más sencilla es con cebolla y vino. A mucha gente le gustan con tomate.

Salsa de cebolla y vino:

Quitamos todo el aceite de la sartén y la dejamos solo húmeda con los restos. El aceite reservarlo en una aceitera, se puede usar para freír cualquier otra carne.
Troceamos la cebolla muy fina. La sofreímos en la sartén, a fuego bajo, para que no se queme. Cuando este bastante transparente, añadimos las albóndigas y un vaso de vino. Ponemos agua hasta cubrir las albóndigas. Dejamos cocer unos 20 minutos. Rectificar de sal y pimienta, según gustos.

Si nos gusta la salsa espesa, se puede conseguir fácilmente con un poco de harina. Lo mejor es usar maicena o alguna otra harina de maíz, ya que se disuelve mejor. En cualquier caso, la manera de hacerlo es la siguiente. Ponemos en una taza un cazo de la salsa, le añadimos una cucharada o dos de harina, removemos bien hasta que quede una papilla fina y a continuación lo echamos en la salsa. Removemos bien y lo dejamos cocer 5 minutos, la salsa tendrá ahora mucha más consistencia.

Nota:
Para hacer alguna otra salsa, se procede prácticamente igual. Solo poner el ingrediente que queramos después de haber cocido un poco las albóndigas con el vino y dejar cocer unos 15-20 minutos. Una salsa muy típica se hace poniendo unos 125gr de tomate frito.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s